martes, 31 de mayo de 2011

PROBLEMAS EN LA FAMILIA


PROBLEMAS EN LAFAMILIA


Los problemas pueden desarrollarse en una relación de pareja debido a un problema médico o psicológico, ya sea en la pareja o en uno de sus hijos
Los problemas familiares constituyen una dificultad de ajuste singular, pero común, que hace que la mayoría de la gente busque tratamiento psicológico. Los problemas pueden desarrollarse en una relación de pareja debido a un problema médico o psicológico, ya sea en la pareja o en uno de sus hijos. Padres y niños también pueden crear problemas de angustia dentro de una familia. Falta de comunicación y problemas de disciplina son muy comunes. A veces hay constantes batallas entre hermanos, y los padres no pueden llegar a resolver los conflictos. El divorcio puede crear dificultades en la familia, a veces para todos los miembros de la familia. A veces, la propia relación de pareja es el problema, por la falta de comunicación, el conflicto constante, la falta de cercanía, problemas sexuales...

Éstos problemas pueden conducir al desarrollo de problemas de ajuste en uno o más miembros de la familia. Pero, ya que en la familia, las relaciones son una parte del problema, es necesario cambiar la estructura de las relaciones familiares. Hay profesionales que ayudan a los padres con el desarrollo de la capacidad educativa de los padres.

A veces hay múltiples problemas, como la depresión en un miembro de la familia, además de los conflictos conyugales. Varios enfoques de tratamiento puede ser necesaria en estas circunstancias, en función de la naturaleza de los problemas y la disposición que tengan los miembros de la familia a participar en el tratamiento. En general, un psicólogo nos proporcionará psicoterapia individual a uno de los miembros de la familia, y ver a toda la familia para el tratamiento familiar o de la pareja para la terapia de pareja al mismo tiempo. Sin embargo, a veces la terapia familiar para los niños con problemas de conducta incluye sesiones individuales con los padres, diseñado para ayudar con la experiencia de la maternidad, no para hacer terapia individual o de terapia matrimonial. Es posible proporcionar psicoterapia individual a dos miembros de la familia, pero a veces ésto crea un problema, y los psicólogos siempre tienen que evaluar la eficacia de este enfoque.

Todos los psicólogos no proporcionan terapia de pareja y terapia familiar, pero las que lo hacen, han recibido capacitación especializada en sistemas de la familia. Cuando te pongas en contacto con un psicólogo para la terapia familiar, no dude en preguntarle sobre la terapia de capacitación para su familia.

Como podemos darnos cuenta de que existe un problema

Falta de comunicación. Los miembros de la familia, generalmente evitan hablar unos con otros, o no han aprendido a escuchar bien lo que otros están tratando de decir a través de sus palabras, expresiones o acciones.

La incapacidad para resolver los conflictos y desacuerdos. Ésto generalmente ocurre porque los miembros de la familia evitan el examen de los problemas o incluso evitan admitir que los problemas existen. Ésta actitud ayuda a que los conflictos sigan, a la vez que provoca un cierto malestar y descontento, se sienten más incómodos para enfrentar el problema. Los niños son susceptibles a éste patrón de conducta ya que lo aprenden de sus padres, los cuales se niegan hablar de sentimientos y problemas.

Mala solución de los problemas. Los miembros de la familia tienen problemas para decidir qué existen realmente los conflictos, que son los responsables, de cuales son las opciones para resolverlos, y cómo la familia puede actuar en consecuencia. Es posible que no haya acuerdo sobre cuáles son las prioridades dentro de la familia.
Los familiares a menudo no han decidido cómo dividir las responsabilidades familiares entre los miembros de la familia.

Cuando eso sucede, la vida familiar puede convertirse en caótica, y no conseguir buenos resultados. En el otro extremo, algunas familias no son flexibles a todos, y los miembros de la familia no se ayudan unos a otros al reasignar responsabilidades familiares.

La insuficiencia del apoyo emocional. La familia son, en especial para los niños, la fuente más importante de apoyo emocional. Generalmente, los niños tienen dificultades para obtener este apoyo emocional fuera de la familia. Los niños no tendrán un buen desarrollo emocional sin éste apoyo.

La intolerancia de las diferencias. La familia funciona mejor cuando la individualidad de cada miembro de la familia es reconocido y apreciado. Cada miembro de la familia tiene que tolerar ésta característica y el respeto del individuo. Cuando los miembros de la familia no exteriorizan sus sentimientos unos con otros, los niños no tendrán un desarrollo sano, llegando a tener una autoestima baja y unas pobres relaciones sociales.

Dependencia de los demás. Para que los niños tengan éxito en la vida necesitan sentirse capaces de enfrentar los desafíos que encontrarán en su camino. Si

PAUL DEMITRI ABREO RODRIGUEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada